miércoles, 25 de enero de 2012

CONOCE LA F.A.A.C. Y LA PROBLEMATICA DE NUESTRA APICULTURA

- QUIENES SOMOS

La Federación de Asociaciones de Apicultores de Cantabria (F.A.A.C.) se creó en el año 2001 y está compuesta por las siguientes asociaciones, algunas de ellas con más de 25 años de trabajo, Asociación Cántabra de Apicultores (A.C.A.), Asociación de Apicultores Montañeses (A.M.A.) y Asociación de Apicultores Campurrianos (A.P.I.C.A.M.), agrupando al 95% de los apicultores de Cantabria.



- DÓNDE ESTAMOS

- Contacto directo con la FAAC: faacantabria@gmail.com

- APICAM: En Reinosa. Abren los lunes por la mañana de 9:30 a 13:00 horas
Contaco: hortezucos@yahoo.es Javier de Célis Ramasco

- AMA: En el Ferial de ganados de Torrelavega, los viernes de 19:00 a 21:00 horas.
Contacto: asocmontanesaapi@hotmail.com Cesar Alonso Martinena

- ACA: En el Ferial de ganados de Torrelavega, dos jueves al mes por la tarde.
Contacto: apicultores@labasna.es José María Villota.

- NUESTROS OBJETIVOS

- Gestionar y defender los intereses de la apicultura de Cantabria.
- Fomentar la investigación apícola.
- Promover una legislación apícola coherente.
- Colaborar en el establecimiento de unas normas sanitarias que controlen las
plagas, enfermedades y accidentes en los colmenares.
- Establecer y mantener contactos con los organismos oficiales, asesorando y
colaborando con ellos en cuanto pueda afectar a las funciones de la
Federación.
- Coordinar, orientar y apoyar a los apicultores socios de las asociaciones
miembros.
- Crear y mantener servicios técnicos.
- Facilitar a los asociados el ejercicio de la apicultura.
- Edición de revistas, boletines y publicaciones en general, destinadas a la
información de las asociaciones y de la difusión de la problemática del sector.

En el marco de este último objetivo, nace la idea de crear de este blog. Ya que en la actualidad Internet ofrece muchas posibilidades de comunicación, entre los apicultores y de éstos con la sociedad en general, que no se pueden obviar.


El objetivo principal de este blog va a ser el de divulgar noticias y temas de interés relacionados con el mundo de la apicultura en Cantabria.

Esperamos que sea de vuestro agrado y que entre todos lo vayamos llenando de contenidos.
- PRINCIPALES ACTIVIDADES Y PROYECTOS LLEVADOS A CABO

1.- Creación en 2006 de la Asociación de Defensa Sanitaria Ganadera Apícola.
En la actualidad cuenta con 130 apicultores inscritos.

2.- Organización de la Feria apícola de Cantabria. 

3.- Actividades de formación a apicultores.
- Asesoramiento continúo a los apicultores.
- Realización de cursos y jornadas apícolas.
En el 2011: Jornada sobre la Vespa Velutina y las jornadas apícolas de la
III Feria Apícola de Cantabria.
- Viajes formativos anuales (Con un promedio de más de 100 participantes)
a los centros apícolas más relevantes de España.

4.- Actividades de sensibilización sobre la importancia de la abeja en los ecosistemas terrestres.
- Concurso de dibujo para escolares.
- Desde el 2006, taller sobre apicultura itinerante por más de 30 colegios. Se
estima que lo habrán recibido unos 4.000 niños de distintas edades.
- Edición del cuento “La abeja Lea”.
- Conferencias “el papel de la abeja en la conservación de la biodiversidad”.

5.- Actividades de divulgación de la apicultura de Cantabria.
- Publicación anual de un Boletín Apícola.
- Un blog sobre apicultura. “apicultura en Cantabria”.
- Publicación del libro “Apicultura tradicional y mieles de Cantabria”.
- Asistencia a distintas ferias y mercados con un stand divulgativo.
- Organización de catas de mieles de Cantabria.

6.- Colaboración con el Centro de Investigación apícola de Marchamalo en Guadalajara, enviando muestras para el estudio y posibles soluciones, para varroa, síndrome de despoblamiento, noxema, y loquee americana.

7.- Promotores de los encuentros entre asociaciones de apicultores del norte de España.

8.- Promotores de la “Confederación en Defensa de la Abeja en la Cornisa Cantábrica”, cuyo domicilio social es una de nuestras sedes de Torrelavega.

9.- Colaboración con entidades públicas:
- Con la ODECA
. En la elaboración de los pliegos de condiciones de las Denominaciones de
Origen Protegidas Campoo y Liébana.
. Recogida de muestras de miel para realizar análisis físico-químicos y
melisopalinológicos para caracterizar las mieles de Cantabria.
- Con ayuntamientos.
. En la organización de ferias de la miel. Campoo de Yuso y Vega de
Liébana.
. En la recogida de enjambres.

10.- Asistencia a jornadas y encuentros apícolas celebrados dentro y fuera de Cantabria.
En el año 2011: Jornadas técnicas en Amorebieta-Etxano, feria de la miel de Campoo de Yuso, jornada sobre polinizadores en el Jardín Botánico de Gijón, feria de Espinosa de los Monteros, jornada apícola de Camargo, visita a criadores de abejas pequeñas.


PROBLEMÁTICA DE LA APICULTURA TRADICIONAL EN CANTABRIA

En los montes y pueblos de Cantabria, abundaron siempre las abejas y se ocuparon de una importante labor casi nunca reconocida, la polinización.
La distribución geográfica de las abejas abarcaba hasta los lugares más recónditos gracias a las oquedades que frecuentemente presentan los viejos robles y castaños de nuestros bosques. Esta amplia distribución aseguró en todo momento la polinización y por tanto la producción de frutos imprescindibles para el sustento de muchas especies, incluido el hombre.

La agricultura y ganadería son las primeras beneficiarias de los servicios prestados por las abejas, así lo demuestran distintos estudios que determinan una mayor producción y calidad de los frutos. Su contribución en términos económicos es realmente significativa, hasta tal punto que la renta directa de la apicultura (miel, cera, polen y otros productos) pasa a un segundo término.

En Cantabria, los cultivos sometidos a polinización por abejas son principalmente las praderas naturales con las distintas especies de tréboles, leguminosas forrajeras como la alfalfa, veza, árboles frutales (ciruelo, manzano, kiwi,…) y todos los hortícolas.

En cuanto al entorno natural se han desarrollado dos estudios científicos, uno en Asturias (por la Fundación Internacional para la Restauración de Ecosistemas en colaboración con la Fundación Biodiversidad y el Fondo para la Protección de los Animales Salvajes) y otro en el norte de la provincia de Palencia (por el Departamento de Producción Vegetal y Recursos Forestales de la ETS de Ingenierías Agrarias de Palencia, Universidad de Valladolid), que han determinado que la presencia de la abeja melífera aumenta la producción y calidad de los frutos en especies vegetales como castaño, cerezo, majuelo, endrino y arándano. Favoreciendo, por lo tanto, su regeneración natural y proporcionando mejores condiciones de hábitat a especies en peligro de extinción tan emblemáticas como el oso pardo y el urogallo.

A Cantabria llegó el ácaro de la varroa en la década de los 80 provocando la muerte de gran parte de las colmenas y el abandono de la actividad a numerosos apicultores. La varroa produce la muerte de cualquier enjambre que no se trate con acaricidas en menos de 12 meses, unido a la pérdida de hábitat y los plaguicidas, hacen que la abeja en estado silvestre esté prácticamente extinguida. Esto quiere decir que la abeja en Cantabria (y en toda Europa) depende para su subsistencia de los apicultores.

La situación de la abeja “doméstica” no es mucho más halagüeña, debido a la profunda crisis que atraviesa el sector de la apicultura provocada por problemas tan graves como:

- Los sanitarios: varroa, “Síndrome del desabejado de las colmenas”, loques…

- La dificultad para instalar nuevos colmenares, debido al tamaño de las fincas
particulares, la distribución de la población en Cantabria, la incoherente
y restrictiva legislación actual y las características orográficas de nuestra
región, hacen muy difícil la ubicación de colmenas en condiciones de
legalidad.

- El cada vez mayor despoblamiento de las zonas rurales.

- El escaso relevo generacional que está provocando una media de edad de los apicultores alta y una reducción en el número de colmenas y explotaciones.

- Pérdida de biodiversidad (flora apícola) debido a incendios, desbroces,
urbanismo y ciertos manejos ganaderos.

- Concentración excesiva de colmenas en ciertas zonas, agudizada por la cada
vez mayor incursión de apicultores trashumantes venidos del resto de
España.

A esto hay que añadirle, que en la actualidad a la apicultura se la ve como una actividad molesta, peligrosa y muy secundaria; siendo tratados a veces los apicultores como delincuentes, nada que ver con la consideración que antaño se tenía de ellos.

Estos problemas están provocando el desánimo de los apicultores y el consiguiente abandono de la apicultura por un gran número de ellos, agravándose la situación por no estar produciéndose un relevo generacional necesario para el mantenimiento de la cabaña apícola.

El 97% de la apicultura en nuestra región, está en manos de pequeños apicultores que mantienen sus colmenares diseminados por toda la geografía.

Esta tradicional forma de entender la apicultura garantiza la polinización de forma más amplia y generalizada, resultando esta dispersión de vital importancia para nuestros ecosistemas.

Podemos importar la miel de China o de Argentina, pero no podemos importar la polinización y no podemos seguir manteniendo los ojos cerrados ante este acuciante problema y desde las administraciones y asociaciones tenemos que trabajar juntos y hacer todo lo que esté en nuestras manos para resolverlo y levantar el ánimo a estos apicultores, haciéndoles ver que su tarea es imprescindible.

Por lo expuesto anteriormente, desde la Federación pedimos a las administraciones competentes que se conciencien del problema, que atiendan a las consideraciones expresadas en la Resolución del Parlamento Europeo, de 20 de noviembre de 2008 y a la propuesta de resolución del Parlamento de 14 de septiembre de 2010, sobre la situación en el sector de la apicultura. La unión Europea reconoce abiertamente a la apicultura como una actividad de utilidad pública, por eso pedimos que se mantenga esa misma línea y se apoye a la apicultura tradicional.


Nuestra propuesta consiste en desarrollar un plan estratégico consensuado para dinamizar el sector de la apicultura en esta Comunidad, en el que se contemple:

- Medidas para el control de la varroa y otras enfermedades, facilitando el acceso a medicamentos homologados al total de la cabaña apícola y asesoramiento para su correcta aplicación. Dando más apoyo a la Asociación de Defensa Sanitaria Ganadera Apícola.

- Facilitar la instalación de nuevos colmenares, adaptando la legislación a las actuales necesidades.
- Fomentar la incorporación de jóvenes a este sector.
- Una campaña de promoción de la miel cántabra como producto de máxima calidad y de la apicultura tradicional como una actividad imprescindible para la conservación de los ecosistemas rurales y naturales de nuestra comunidad.

- Que se apoyen iniciativas tendentes a potenciar el conocimiento de la apicultura y de sensibilización de la importante labor que realizan estos insectos, promoviendo cursos, conferencias, talleres para escolares y ferias.

- Que las modificaciones legislativas sean consensuadas con las asociaciones de apicultores, tal como se pide en el punto 3 de la resolución del Parlamento Europeo.

- Elaborar un mapa apícola de Cantabria en el que se reflejen las zonas más aptas y las más deficitarias en colmenas, facilitando en ellas la instalación de colmenares y dando prioridad a los apicultores de dichas zonas, mediante incentivos y ayudas a la instalación de colmenares, compra de colmenas y realización de cursos de formación.
- Mayor control de incendios y desbroces.
No nos podemos olvidar de la importancia que puede tener la apicultura en el contexto de un desarrollo rural sostenible, pudiendo suponer un complemento económico interesante dentro de un modelo de explotación diversificada, al ser compatible con actividades agrícolas, ganaderas, artesanas o de turismo rural.

Resolución del Parlamento Europeo de 14 de septiembre de 2010 sobre la situación en el sector apícola.
Punto 3. Pide a la Comisión que considere obligatoria la consulta a los apicultores por parte de las autoridades europeas y nacionales durante la elaboración de programas relativos a la apicultura y legislación relacionada, con el fin de asegurar la eficacia de estos programas y su oportuna aplicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión nos interesa