jueves, 26 de mayo de 2011

INCENDIO EN IBIZA

Desgraciada noticia protagonizada por un apicultor de forma fortuita. Sería impensable pensar que un apicultor provocara de manera intencionada un incendio en su propio colmenar (ni en ninguna otra parte), ya que los apicultores ayudan al medio ambiente mediante la polinización que realizan sus abejas, no lo destruyen.

Noticia: EUROPA PRESS del 26/5/2011 - 10:49 IBIZA
Sucesos

Detenido el presunto autor del incendio provocado en la zona de Morna (Ibiza)

“Un hombre de 50 años de edad y residente de Ibiza fue detenido este miércoles, sobre las 20.30 horas, como presunto autor del incendio desatado ayer en el municipio ibicenco de Sant Joan de Llabritja, en la zona de Morna, según han confirmado fuentes de la Guardia Civil a Europa Press.

El detenido, M.C.C, natural de Argentina pero residente en España desde hace varios años, ESTABA MANIPULANDO UN AHUMADOR EN UNA COLMENA DE ABEJAS cuando, según la versión de la Guardia Civil, de forma no intencionada desató el incendio que ya ha calcinado cientos de hectáreas de bosque y se calcula que tenga consecuencias mayores que el grave incendio ocurrido hace menos de un año en Benirràs. M.C.C permanece detenido en las dependencias de la Guardia Civil y pasará a disposición judicial esta mañana. ............."

Esta desagradable noticia me da pie para comentar sobre las precauciones que hay que tener a la hora de encender, manejar y apagar el ahumador.

1.- Tener el colmenar lo más limpio posible de hierba y maleza, sobre todo en la época de verano. Con especial cuidado alrededor de las colmenas, que es donde vamos a estar manejando el ahumador. Y no estaría de más realizar un cortafuego alrededor del colmenar, sobre todo en las zonas de más riesgo.
Con esta medida conseguiremos extinguir o controlar mejor un posible incendio, tanto si es producido de forma fortuita por nosotros, como si viene de fuera.

2.- Habilitar en el colmenar una pequeña zona para encender y apagar el ahumador. Que esté en tierra y acotado por piedras, bloques, …

3.- Tener siempre alguna garrafa de agua en el colmenar.

4.- Cuando acabemos con el ahumador, lo que podemos hacer es tapar la boca de salida del humo con un corcho, de esta manera se apagará solo y después lo limpiamos en casa.
Si lo apagamos en el colmenar, apagar los rescoldos en el sitio que tenemos habilitado para ello con agua y pisarlos bien.

5.- Mientras está el ahumador encendido, nunca posarlo en el suelo. Lo tendremos en la mano, en la colmena de al lado o enganchado en la que estamos trabajando.

6.- No dejar que salgan “chispas” del ahumador, para evitarlo no hay que apurar el combustible y rellenarlo regularmente.

Tomando estas medidas evitaremos accidentes con consecuencias tan trágicas, ya que aparte del disgusto (por los daños ambientales y económicos a vecinos) y las posibles consecuencias legales, no nos conviene olvidar que uno de los más perjudicados es el propio apicultor que puede perder sus colmenas y la flora apícola de los alrededores durante varios años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu opinión nos interesa