jueves, 24 de febrero de 2011

MANIFIESTO A FAVOR DE LA APICULTURA TRADICIONAL DE CANTABRIA

Los miembros de las Asociaciones de Apicultores de Cantabria, integradas en la Federación de Asociaciones, compuesta por la Asociación Cántabra de Apicultores (ACA), Asociación Montañesa de Apicultores (AMA), Asociación de Apicultores Campurrianos (APICAM), y de la ADSG APICOLA, acuerdan por unanimidad la aprobación del presente manifiesto a favor de la apicultura tradicional en la Comunidad Autónoma de Cantabria.

Este manifiesto ha venido precedido del “INFORME SOBRE LA SITUACIÓN DE LA APIS MELÍFERA Y LA POLINIZACIÓN EN CANTABRIA” que realizamos en el 2010.

En los montes y pueblos de Cantabria, abundaron siempre las abejas y se ocuparon de una importante labor casi nunca reconocida, la polinización.
La distribución geográfica de las abejas abarcaba hasta los lugares más recónditos gracias a las oquedades que frecuentemente presentan los viejos robles y castaños de nuestros montes. Esta amplia distribución aseguró en todo momento la polinización y por tanto la producción de frutos imprescindibles para el sustento de otras especies, incluido el hombre.

Pero en la década de los 80 llegó a Cantabria el ácaro varroa provocando la muerte de los enjambres silvestres y graves pérdidas en las colmenas domésticas. Este problema, unido a la utilización de los modernos plaguicidas, y otros inconvenientes varios de origen desconocido hacen que la realidad actual sea poco halagüeña para nuestras abejas, ya no son capaces de sobrevivir sin la intervención humana, ya no son capaces de llegar a lugares recónditos, no son suficientes para mantener una adecuada polinización; plantamos arandaneras para asegurar la prevalencia del oso y el urogallo, pero sin abejas, la planta no da frutos y el preciado arándano no ayudará a estos animales en su dura lucha por la subsistencia.

El 97% de la apicultura en nuestra región, está en manos de pequeños apicultores que mantienen sus colmenares diseminados por toda la geografía.

Esta tradicional forma de entender la apicultura garantiza la polinización de forma más amplia y generalizada, resultando esta dispersión de vital importancia para nuestros ecosistemas.

Podemos importar la miel de China o de Argentina, pero no podemos importar la polinización y no podemos mantener los ojos cerrados ante este acuciante problema y desde las administraciones y asociaciones tenemos que hacer todo lo que esté en nuestras manos para que no cunda el desánimo entre estos apicultores, tenemos que hacerles ver que su tarea es importante, que no son delincuentes por no tener sus colmenares registrados por culpa de normas incoherentes.

Tenemos que facilitar la implantación de asentamientos adecuados, y potenciar el registro de los que cumplan los requisitos legales, tenemos que facilitar el acceso a medicamentos homologados y asesorar para su correcta aplicación y principalmente tenemos que hacer saber a la población en general que la producción de miel de nuestras colmenas es una cuestión secundaria y que es el resultado de la imprescindible labor que realizan estos insectos.

El tamaño de las fincas particulares, la distribución de la población en la franja costera, la incoherente y restrictiva legislación actual, la propiedad de terrenos de las juntas vecinales dedicados en exclusiva para el ganado vacuno y caballar y las características orográficas de nuestra región, hacen muy difícil la ubicación de colmenas en condiciones de legalidad. Estos y otros problemas del sector, han culminado con el abandono masivo de la apicultura por parte de gran número de apicultores y no se produce el relevo generacional necesario para el mantenimiento de la cabaña apícola.

Por lo expuesto anteriormente, pedimos a las administraciones competentes que se conciencien del problema, que atiendan a las consideraciones expresadas en la Resolución del Parlamento Europeo, de 20 de noviembre de 2008 y a la propuesta de resolución del Parlamento de 14 de septiembre de 2010, sobre la situación en el sector de la apicultura; que se vayan alejando de los postulados del personaje de dibujos animados Winnie-de-Pooh "La única razón de ser de las abejas, que yo sepa, es producir miel, y la única razón para que se haga miel, es que yo pueda comérmela", y se aproximen a los de los científicos que calculan que alrededor del 76 por ciento de la producción de alimentos para consumo humano depende directa o indirectamente del sector apícola, mientras que el 84 por ciento de las especies vegetales cultivadas en Europa necesitan de la polinización para sobrevivir.

La unión Europea reconoce abiertamente la apicultura como una actividad de utilidad pública, pedimos a nuestros dirigentes que mantengan esa misma línea y apoyen la apicultura tradicional.

Por todo ello consideramos que hay que tomar las siguientes medidas:

- Que se adapte la legislación a las actuales necesidades, adoptando medidas que faciliten la inscripción en el registro de los colmenares no registrados.

- Que se elabore un mapa de polinización de Cantabria en el que queden de manifiesto las zonas deficitarias de polinizadores.

- Que promuevan la creación de asentamientos en terrenos públicos por toda la geografía regional para ubicar nuevos colmenares o facilitar asentamientos adecuados a los que actualmente no cumplen los requisitos legales, incidiendo especialmente en las zonas deficitarias de polinizadores.

- Que las modificaciones legislativas sean consensuadas con las asociaciones de apicultores, tal como se pide en el punto 3 de la resolución del Parlamento Europeo y que Cantabria siempre ha despreciado.

- Que se apoyen iniciativas tendentes a potenciar el conocimiento de la apicultura y de sensibilización de la importante labor que realizan estos insectos.

- Que se adopten medidas que potencien la eficacia de los tratamientos sanitarios y que estos alcancen al total de la cabaña apícola.

Firmado:




-------------------------------------------
Resolución del Parlamento Europeo de 14 de septiembre de 2010 sobre la situación en el sector apícola.
Punto 3. Pide a la Comisión que considere obligatoria la consulta a los apicultores por parte de las autoridades europeas y nacionales durante la elaboración de programas relativos a la apicultura y legislación relacionada, con el fin de asegurar la eficacia de estos programas y su oportuna aplicación.
------------------------------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu opinión nos interesa